Las cámaras de foto y de video de Sony que graban en formato MTSvienen generalmente con un software de reproducción que sólo funciona sobre MS Windows, así que para reproducir los videos en GNU/Linux hay que recurrir a software como VLC o Mplayer, que reconocen casi todos los formatos.

No obstante, si además de verlos, queremos editarlos, la cosa se complicaya que no pueden importarse directamente en Cinelerra, PiTiVi, Kino, etc. La única vía es convertirlos previamente.


Para ello podemos usar VLC con su función “convertir” pero este formato no es muy amigable y suele dar algunos problemas.

La mejor alternativa es ffmpeg, que aunque funciona por linea de comandos tiene una interfaz gráfica: WinFF.

Para instalar ffmpeg, abrí un terminal y ejecutá:

Ubuntu y derivados:

sudo apt-get update
sudo apt-get install ffmpeg

Arch y derivados:

sudo pacman -S ffmpeg

Luego, tenemos 2 posibilidades: instalamos WinFF para trabajar utilizando una interfaz gráfica más cómoda o usamos ffmpeg por linea de comandos con un pequeño script en bash que seguramente será más rápido y efectivo.

Obteniendo los datos de conversión correctos

Una de las claves de la conversión es utilizar los mismos parámetros del video original en la conversión para no perder calidad ni tamaño (para eso compramos una cámara en HD ¿no?). Por eso es interesante realizar primero un análisis del archivo original con la función de obtener información incluida en ffmpeg. Para eso navegamos hasta el directorio donde tenemos volcados nuestros *.MTS y ejecutamos:

ffmpeg -i Nombre_del_fichero.MTS

Obtendremos un montón de información pero lo que nos interesa es la parte final donde aparecen los los datos de codificación del video:

Input #0, mpegts, from ‘archivo.MTS’:
Duration: 00:01:13.86, start: 1.000033, bitrate: 9390 kb/s
Program 1
Stream #0.0[0x1011]: Video: h264, yuv420p, 1440×1080 [PAR 4:3 DAR 16:9], 50 fps, 50 tbr, 90k tbn, 50 tbc
Stream #0.1[0x1100]: Audio: ac3, 48000 Hz, stereo, s16, 256 kb/s
Stream #0.2[0x1200]: Subtitle: pgssub

En este ejemplo, el video está codificado con el códec h264 a 9390kb/s y 50 cuadros por segundo, con un tamaño de 1440×1080 pixeles, un pixel aspect ratio de 4:3 y un display aspect ratio 16:9. El audio fue codificado con ac3, en stereo, a 256kbs y 48kHz.

La conversión: usando WinFF

Para instalar WinFF, abrí un terminal y ejecutá:

Ubuntu y derivados:

sudo apt-get install winff

Arch y derivados:

yaourt -S winff

Luego, abrí WinFF e importá aquellos archivos que desees convertir. El programa trabaja en lote, por lo que es posible crear una cola de trabajo para que convierta varios archivos consecutivamente.

Una vez importados, en la parte inferior, en Resultado, selecioná los códecs que querés usar. Pulsá el botón superior “Ajustes” y copiá los datos del video que obtuviste antes para mantener el máximo de calidad en la conversión.

Claro que también es posible convertir los videos a una menor calidad (para esto, ya vienen algunas configuraciones por defecto para elegir).

Finalmente, presioná el botón Convertir.

Con esto ya deberías tener nuevos videos en un formato comprensible por los editores y reproductores de video corrientes.

La conversión: usando el terminal

En caso de que optes por la vía del terminal, mucho más apasionante, ejecutá ffmpeg con la siguiente sintaxis:

ffmpeg -i archivo.MTS -vcodec libxvid -b 12000k -acodec libmp3lame -ac 2 -ab 256k -deinterlace -s 1440x1080 archivo.AVI

No olvides cambiar los nombres de archivo y los parámetros de configuración según los datos obtenidos al ejecutar ffmpeg -i.

En caso de que precises convertir todos los videos .MTS dentro de un directorio, podés crear un script de bash de forma muy sencilla.

Para ello, creá el archivo convertirmts con tu editor de texto favorito y pegá el siguiente contenido:

#!/bin/bash
for a in `ls *.MTS` ; do ffmpeg -i $a -vcodec libxvid -b 12000k -acodec libmp3lame -ac 2 -ab 256k -deinterlace -s 1440x1080 `echo "$a" | cut -d'.' -f1`.avi ; done
exit

No olvides utilizar los parámetros de configuración que mejor se ajusten a tus necesidades.

Para una mayor facilidad, podés guardar el script en /usr/share donde podés a su vez crear la carpeta misscripts (para guardar estas cositas).

Por último, navegá hasta el directorio donde están almacenados los videos y ejecutá el script de la siguiente manera:

bash /usr/share/myscripts/convertirmts

Esto dará comienzo al proceso de conversión de todos los videos del directorio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s