Si ya tiene instalado Canaima 3.0 (Felicitaciones) ahora puedes usar este sistema operativo y agregar o quitar paquetes (programas) de la siguiente forma:

Requisitos previos

En Canaima 3.0 existen varios modos de añadir, eliminar o actualizar aplicaciones del sistema.

Ten en cuenta que no todas las aplicaciones disponibles para Canaima 3.0 están disponibles por defecto para ser instaladas. Será necesario habilitar la posibilidad de instalar ciertas aplicaciones de forma manual.

Los principales modos de instalar aplicaciones son:

  • El programa Synaptic. Con Synaptic podrás tener más control sobre los programas que instalas en el sistema. Así como un mayor número de ellos. NOTA: Por el momento, Synaptic utiliza apt-get.
  • Los programas apt-get o aptitude. Estos son programas más avanzados que se ejecutan en modo terminal. Son muy potentes y te permiten también añadir y quitar aplicaciones del sistema entre otras cosas. (Aptitude es más completo que apt-get, recuerda las librerías descargadas y las desinstala si están en desuso). Para ver la ayuda de cualquier programa que se ejecute en modo terminal: (man nombre_del_programa). Ejemplo: man aptitude
  • Paquetes Deb. Los ficheros con extensión .deb son paquetes de aplicaciones ya preparados para instalarse de una forma sencilla en tu sistema Canaima 3.0.
  • Archivos binarios. Los archivos con extensión .bin son los programas ejecutables en Linux.
  • Archivos Run. Los archivos con extensión .run suelen ser los asistentes para la instalación en Linux.

Vamos a ver ahora cada uno de ellos con sus particularidades.

Mediante gestores de paquetes

Nota: Debemos tener en cuenta que solo se puede tener activo un programa a la vez. Por ejemplo, si tenemos abierto el programa Synaptic no podremos
usar aptitude.

 

Gestor de paquetes Synaptic

Synaptic es un avanzado sistema para instalar o eliminar aplicaciones de tu sistema. El entorno es gráfico, como en Añadir/Quitar Aplicaciones, pero mucho más potente. Con Synaptic tienes el control completo de los paquetes (aplicaciones) instalados en tu sistema.

Para ejecutar Synaptic elige Sistema -> Administración -> Gestor de paquetes Synaptic. Este gestor de paquetes nos permitirá instalar, reinstalar y eliminar paquetes de una forma gráfica muy sencilla.

Acceso por menú al Gestor de paquetes Synaptic

Acceso por menú al Gestor de paquetes Synaptic

La pantalla de Synaptic está dividida en 4 secciones.

Las dos más importantes son la lista de categorías en el lado izquierdo y la de los paquetes en el lado derecho.

Pantalla Principal

Pantalla Principal

Al seleccionar un paquete de la lista se mostrará una descripción del mismo. Para instalar un paquete puedes seleccionar una categoría, pulsar con el botón derecho en el paquete deseado y seleccionar “marcar para instalar” o hacer doble-click en el nombre del paquete.

Menú contextual

Menú contextual

Marca de esta forma todos los paquetes que desees instalar en el sistema y pulsa Aplicar para proceder a su instalación. Synaptic descargará ahora los paquetes necesarios desde los repositorios en internet o desde el CD de instalación.
También puedes usar el botón Buscar para encontrar los paquetes que desees instalar. Pulsando en el botón de buscar, podremos realizar búsquedas de programas mediante su nombre o descripción. Una vez localizado el programa que deseamos instalar hacemos doble clic sobre él para instalarlo. Si queremos eliminar un programa bastará con pulsar con el botón derecho encima de éste y seleccionar eliminar o eliminar por completo.

Diálogo Buscar

Diálogo Buscar

Para que se apliquen los cambios es necesario pulsar en el botón de Aplicar.

El sistema de instalación de software en Canaima 3.0 es muy potente y versátil. Dentro de los repositorios las aplicaciones están organizadas en “paquetes”. Cada paquete tiene otros de los que depende para su correcto funcionamiento. Synaptic se encarga de resolver estas dependencias e instalar los paquetes necesarios por ti. Pero no sólo eso. En los paquetes de aplicaciones también se indican otros paquetes que aunque no son necesarios para que funcione la aplicación que queremos instalar si son de utilidad. Estos son los “paquetes recomendados“.

Podemos configurar Synaptic para que considere esos paquetes “recomendados” como si fuesen dependencias y así los instalará también automáticamente.

Arranca Synaptic y ve a Configuración -> Preferencias, en la Pestaña General marca la casilla “Considerar los paquetes recomendados como si fuesen dependencias”.

Diálogo de preferencias

Diálogo de preferencias

aptitude y apt-get

Aunque podemos instalar programas de forma gráfica como hemos visto en los puntos anteriores, siempre podemos recurrir a la terminal para instalar cualquier programa.

A muchos usuarios nóveles esta opción les puede parecer un poco más complicada y algo críptica. Nada más lejos de la realidad; cuando uno se acostumbra es mucho más cómodo, fácil y rápido.

Existen dos formas de instalar programas en modo texto: con aptitude y con apt-get.

Ambos programas son muy similares, salvo en un detalle: aptitude recuerda las dependencias que se han aplicado en la instalación de un paquete. Esto significa que si se instala o actualiza una aplicación con aptitude y luego se quiere desinstalar, aptitude borrará el programa junto con todas sus dependencias (excepto si son usadas por otros paquetes). Si se instala con apt-get o con entorno gráfico Synaptic, la desinstalación borrará sólo el paquete especificado, pero no las dependencias.

Uso

Nota: para ejecutar estos comandos debes ser super usuario.

Abrimos una terminal vía Aplicaciones -> Accesorios -> Terminal.

  • Instalar paquetes:
# aptitude install <paquetes>
  • Desinstalar paquetes:
# aptitude remove <paquetes>
  • Desinstalar paquetes (incluyendo archivos de configuración):
# aptitude remove --purge <paquetes>
  • Actualizar la lista de paquetes disponibles:
# aptitude update
  • Actualizar el sistema con las actualizaciones de paquetes disponibles:
# aptitude upgrade
  • Obtener una lista de opciones del comando:
# aptitude help

Para instalar paquetes desde la línea de comandos también podemos usar apt-get, aunque es preferible el uso de aptitude por el manejo de dependencias.

Instalar paquetes sin internet

En un ordenador que sí tenga internet y que el programa/paquete que queremos no este instalado podemos descargarnos los paquetes junto con sus dependencias (no instaladas ya) mediante estos dos comandos:

# aptitude clean
# aptitude install -d nombre_paquete

Cuando instalamos un paquete mediante aptitude/apt, éste permanece en una carpeta específica. Con el primer comando lo que hacemos es borrar esos paquetes del ordenador (no afecta a las instalaciones ya hechas).

El segundo comando se descargará el paquete que queríamos y las dependencias que necesite, pero no lo instalará. Ahora vamos a “/var/cache/apt/archives” y vemos dichos paquetes. Los copiamos, los llevamos al equipo que no tiene conexión y los instalamos mediante doble click sobre cada uno de ellos o en consola:

# dpkg -i nombre_paquete

Deben tener en cuenta que si hay dependencias, hay que instalar estas primero. También puede darse el caso que alguna de estas dependencias ya estuvieran instaladas en el equipo con internet, de forma que no se descargarían.

Si el equipo con internet ya lo tuviera instalado, pues se podría desinstalar mediante “aptitude remove” (sin purge) y quitamos el “-d” del “aptitude install” posterior. De este modo primero lo desinstalamos y después lo descargamos e instalamos. De esta manera el equipo con internet seguirá teniendo el programa exáctamente igual que antes de desinstalarlo.

Para solucionar y prevenir los posibles problemas de dependencias podemos ir al Synaptic del equipo con internet, buscamos el paquete que queremos, hacemos clic derecho sobre el paquete en cuestión, entramos enPropiedades y seleccionamos la pestaña de Dependencias. Ahí vemos los paquetes que necesitamos para instalar debidamente el paquete en el equipo sin internet.

Mediante archivos

Paquetes Deb

Otra forma de instalar aplicaciones en el sistema es por medio de los paquetes ya preparados para ser instalados y con extensión .deb.

Si lo preferimos, también se pueden instalar mediante la línea de comandos, mediante el comando dpkg:

# dpkg -i <paquete>.deb

En este caso también habrá que instalar manualmente las posibles dependencias del paquete.

El mismo comando también se puede usar para desinstalar el paquete:

# dpkg -r <paquete>

Convertir paquetes RPM a Deb

Algunas distribuciones de GNU/Linux, como por ejemplo Red Hat, SUSE y Mandriva, usan paquetes .rpm, organizados de manera diferente a los paquetes .deb de Debian y Canaima 3.0.

Para instalar estos paquetes es preciso convertirlos antes al formato .deb. Para ello se usa la aplicación alien, la cual se puede instalar mediante uno de los métodos explicados en este artículo. La aplicación alien se utiliza de la siguiente manera:

Abrimos una terminal (Aplicaciones → Accesorios → Terminal) y ejecutamos la siguiente instrucción:

# alien <paquete>.rpm

De esta forma el programa crea un archivo con el nombre del paquete, pero con extensión .deb, que se podrá instalar siguiendo la explicación Paquetes Deb.

Paquetes Autopackage (de extensión .package)

El proyecto Autopackage nace con la idea de facilitar la instalación de aplicaciones en Linux independientemente de la distribución y escritorio que usen. Por ello muchos proyectos lo utilizan, como por ejemplo Inkscape.

Instalar por primera vez un archivo de extensión .package es muy sencillo. Basta con seguir las siguientes indicaciones (en la pagina del proyecto también se indica cómo).

Una vez descargado el archivo, debemos darle permisos de ejecución, hacer doble clic sobre el archivo y en el aviso en el que pregunta ¿Quiere ejecutar __ o ver su contenido? debemos hacer clic en Ejecutar. Una vez hecho esto, empezará el instalador del programa Autopackage y del contenido del paquete.

Al instalarse el programa Autopackage, el próximo archivo de este tipo que desees instalar bastará con hacer doble clic sobre él sin necesitar hacer nada de lo escrito anteriormente.

Archivos binarios

Los archivos con extensión .bin son archivos binarios. No contienen un conjunto de programas o librerías como los paquetes, sino que son el programa en sí mismo. Normalmente se suelen distribuir bajo este sistema programas comerciales, que pueden ser o no gratuitos, pero que normalmente no son libres.

Cuando descargamos un archivo de este tipo y lo guardamos en el sistema, no tendrá permiso para ejecutarse.

Lo primero que debemos hacer, por consiguiente, es dar a ese fichero el permiso para ejecutarse. Desplegamos el menú contextual del archivo y elegimos la opción Propiedades. Seleccionamos la pestaña Permisos y veremos que el archivo tiene permisos de lectura y escritura para el propietario pero no para ejecución. Activamos la casilla para dar permisos de ejecución y cerramos la ventana.

Ahora que ya hemos dado permiso al fichero para poder ejecutarlo haz doble clic. Al hacerlo te aparecerá una ventana dándote varias opciones. Elije ejecutar.

Para realizar esto mismo desde una terminal:

  • Damos permisos de ejecución al archivo:
$ chmod +x <nombre_binario>.bin
  • Instalamos el archivo binario:
$ ./<nombre_binario>.bin

Archivos Run

Los archivos .run son asistentes, normalmente gráficos, que ayudan a la instalación. Para ejecutarlos basta con introducir en la terminal:

$ sh ./<archivo>.run

Normalmente, en el caso de que necesite permisos de superusuario (también llamado administrador o root) pedirá la contraseña; de no ser así basta con agregar la orden sudo antes del comando, con lo cual quedaría así:

$ sh ./<archivo>.run

Compilar aplicaciones a partir del código fuente

A veces se encuentran aplicaciones que no proporcionan paquetes de instalación, y hay que compilar a partir del código fuente. Para ello, lo primero que debemos hacer en Canaima 3.0 es instalar un meta-paquete llamado build-essential, usando uno de los métodos explicados en este artículo.

En general, los pasos a seguir para compilar una aplicación son los siguientes:

  1. Descargar el código fuente.
  2. Descomprimir el código, generalmente está empaquetado con tar comprimido bajo gzip (*.tar.gz) o bzip2 (*.tar.bz2).
  3. Entrar en la carpeta creada al descomprimir el código.
  4. Ejecutar el script configure (sirve para comprobar las características del sistema que afectan a la compilación, configurando la compilación según estos valores, y crear el archivo makefile).
  5. Ejecutar el comando make, encargado de la compilación.
  6. Ejecutar el comando make install, que instala la aplicación en el sistema, o mejor aún, instalar el paquete checkinstall, y ejecutarcheckinstall. Esta aplicación crea un paquete .deb de forma que no haya que compilarlo la próxima vez, aunque no incluye la lista de dependencias.

El uso de checkinstall tiene también la ventaja de que el sistema tendrá constancia de los programas instalados de esa forma, facilitando también su desinstalación.

He aquí un ejemplo completo de ejecución de este procedimiento:

$ aptitude install libpanelapplet
$ tar xvzf sensors-applet-0.5.1.tar.gz
$ cd sensors-applet-0.5.1
$ ./configure --prefix=/usr
$ make
$ checkinstall

FUENTE: 3.0 mundogeek.net

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s